Aceite de Oliva Durante el Embarazo

aceite-de-oliva-durante-el-emabarazo

La calidad y cantidad del régimen alimentario seguido durante el desarrollo del embarazo juegan un papel esencial en la adaptación metabólica que se produce entre la madre y el hijo.

Como ya sabemos, el Aceite de Oliva Virgen Extra contiene omega 3 que, además de prevenir enfermedades cardiovasculares, numerosos estudios recogen los beneficios que tiene para consumir este tipo de ácidos grasos durante el embarazo. El omega 3 que se encuentra en el aceite de oliva virgen extra, favorecen el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso del embrión.

La vitamina E, es considerada un elemento nutricional esencial y se encuentra en cantidades abundantes en el aceite de oliva. Es una vitamina muy buena para el desarrollo del feto. Esta protege de los radicales libres a los ácidos grasos poliinsaturados presentes en las membranas y estructuras celulares. Tiene, además, un efecto protector sobre los eritrocitos de la hemólisis (ruptura de los glóbulos rojos) y actúa como cofactor en muchos sistemas enzimáticos. Por ello, es necesario poseer suficientes reservas de vitamina E.

Estas acciones revisten una importancia fundamental en todos los períodos de la vida. En este sentido, el consumo de vitamina E durante el embarazo resulta crucial en la medida en que provoca efectos sobre el desarrollo fetal, contribuyendo al mantenimiento de la estabilidad estructural y funcional de la musculatura lisa y estriada del tejido nervioso el tejido conjuntivo. Esto permite un completo desarrollo embrionario y disminuye la posibilidad de malformaciones fetales.

En un estudio realizado por una universidad madrileña, se fortalecen los beneficios que tiene el aceite de oliva para las embarazadas. Según este estudio, el aceite de oliva virgen extra es el mejor suplemento de ácidos grasos esenciales durante la gestación.

Adicionalmente, el aceite de oliva mezclado con jugo de limón previene la formación de estrías durante el embarazo.

Importante: esta información no constituye un consejo médico. Ante cualquier consulta, consulte a su médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *